DIARIO DE AYA KITOU EN PDF

El tiempo que espero en la tienda de dulces La vida en el internado. Hospital Universitario de Nagoya. Existen medicamentos que pueden ralentizar su desarrollo, pero la enfermedad no se rige por las mismas pautas en todos los pacientes. Hace que el cuerpo de la persona que la padece se vaya deteriorando poco a poco, la persona es totalmente consciente de lo que ocurre a su alrededor, pero su cuerpo va dejando de responder.

Author:Dikasa Kazilkree
Country:Slovenia
Language:English (Spanish)
Genre:Automotive
Published (Last):14 July 2008
Pages:91
PDF File Size:10.87 Mb
ePub File Size:7.18 Mb
ISBN:649-6-14502-546-6
Downloads:53747
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Yozshujin



No quiero tener nada por lo que arrepentirme en el futuro. Debe haber sido muy desesperante para ella. Si no hubiera nacido perro no hubiera muerto tan pronto. El paisaje de las ventanas es diferente al que estoy acostumbrada. Me ordeno a mi misma hacer todas estas cosas.

Me pregunto si es porque me he estado saltando las comidas para hacer los deberes y estudio independiente. Incluso cuando pienso en hacer algo no lo consigo y eso me mete en problemas.

Quiero ganar un poco de peso. Estaba lloviendo. Estaba a tan solo metros de casa. Todo lo que hice fue llorar. Me pusieron dos puntos sin anestesia. No estuve el tiempo suficiente. Estaba llorando. Y mi cuerpo no se mueve como yo quiero.

Algo dentro de mi cuerpo parece que va mal. Quiero correr con todas mis fuerzas. Quiero estudiar. Creo que la Toccata de Paul Mauriat es realmente preciosa. Ahora, sobre Ako , una de mis hermanas. Pero ahora me he dado cuenta de lo amable que es. Siento causarte tantas preocupaciones.

Salimos a las 9 a. Llegamos al Hospital de la Universidad de Nagoya a las 11 a. Tuvimos que esperar 3 horas. Al fin me llamaron. Llevaba gafas. Dio unos toques a mis rodillas con un martillo. Mi cabeza estaba totalmente cubierta. Era como si estuviera en el espacio. Luego compramos algo de medicina y fuimos a casa. Sofue del prestigioso Hospital de la Universidad de Nagoya , se lo ruego , por favor ayude a salvar la vida de Aya , la incipiente bella.

Pero eso no significa que debas volverte perezosa, ya sabes. No debes descuidar eso. Siempre he querido ir a donde yo quisiera. Las ruedas se mueven con un motor. Solo hace una ligera brisa cuando se mueve o voltea.

Rika llama a mi silla de ruedas " La Silla " y mi padre " El Coche". Rika estaba a punto de jugar con algunas sillas de ruedas puestas en linea en el pasillo del hospital. De alguna manera , como persona discapacitada, empatizo con ellos. Mi experiencia parece asemejarse a la de ellos en lo que se refiere a quedarse gradualmente paralizado.

Hice una visita a Jun. Lo que he aprendido de mis amigos 1. Vida en un dormitorio. El colegio tiene habitaciones grandes como las clases. Dentro de cada una hay un pasillo situado en el centro. Si eso es bueno o malo La pregunta me vino mientras miraba a mis amigos andar vivamente en la distancia.

El andar es realmente algo Pero, acostumbrarse a ello es otra cosa. A veces siento que estoy en el limbo. He comenzado a aceptar el hecho de que ya no soy una estudiante del Instituto Higashi. De alguna manera suena como las palabras de Hitler. Y he tomado diferentes puntos de vista y pensado muchas cosas diferentes para reconfortarme a mi misma.

Si no, no puedo terminar mis tareas diarias Ya no puedo andar. Tuve un asfixiante sentimiento y apenas pude respirar. Lo que quiero es andar. Estoy muy afligida por no poder andar. Emi y yo hemos sido cercanas desde nuestra infancia.

Me hizo llorar. Siempre soy vencida por el hecho de moverme despacio. Ayer era mi turno de hacer la tarea de la biblioteca. Me lleva mucho tiempo hacer las cosas habituales por ejemplo, lavarme. Ya no me gustan los zoos. Odio el sistema de turnos de trabajo en el dormitorio.

Me fui a casa. Estaba horrorizada de ver el antinatural movimiento de mi mano izquierda los cinco dedos se mueven individualmente cuando abro la mano o los curvo.

Mi brazo y rodilla derechos apestan. Al fin Para comprender que soy una persona discapacitada: 1. He practicado mucho, pero no ha ido muy bien. Lo siento. De ninguna manera. Solo hago mis deberes porque no puedo hacer otra cosa. Creo que es solo cuando las personas andan cuando pueden pensar en si mismos como humanos.

Los ojos de Suzuki-sensei me recuerdan a los de un elefante; una deidad guardiana en la India. Un elefante lo sabe todo. Adoro esos ojos gentiles. Estaba fantaseando en clase. Estando sola No pude hacer una broma como esa. Solo miraba con una sonrisa en la cara. Saltar desde la ventana Estaba silencioso. Eso es peligroso" Una enfermera tuvo que ayudarme otra vez. Era como ser empujada por una acantilado. Es tan duro como ser golpeada en la nuca con un martillo. Ako me dio un vaso de arena.

No puedo mover las manos de la manera que quiero y cometo errores a menudo al manejarla. No estaba herida pero estaba asustada. Me molesta mucho que me digan que tengo una discapacidad. Involuntariamente, puse mala cara. Odio el gyoza. Vino y me dio unas palmadas en la espalda. Era una profesora muy amable Normalmente no se entromete en los asuntos de sus hijos. Ahora, incluso si quiero darme prisa, no puedo. Temo que en el futuro pueda incluso llegar a perder el sentido de la prisa.

LOJJA BY TASLIMA NASRIN PDF

1 Litre no Namida

.

FONTS READ TREBUCHET VERDANA ARIEL READ PDF

Diario de Kitou Aya

.

BRYOPHYLLUM PINNATUM PDF

Diario aya kitou

.

Related Articles